Daniel Alonso - http://daniel-alonso.tumblr.com

Si bajo de espalda, no me da miedo (y otras historias)

Primer disco de los sevillanos Pony Bravo.

Grabado en el Cortijo Troya (Palmar de Troya, Sevilla) y en el estudio de Raúl Pérez (La Mina, Sevilla) entre octubre y noviembre de 2007
Producción: Raúl Pérez & Pony Bravo
Ingeniero de grabación: Raul Pérez
Técnico de grabación : Nacho García
Mezclado por Raúl Pérez
Masterizado en Kadifornia por Mario G. Alberni
Producido por Raúl Pérez y Pony Bravo
Diseño gráfico y fotomontajes: Daniel Alonso
Ilustraciones: Manuél león (www.manueleon.com)
Edición, contratación y management: El rancho.

DESCARGAR Edición Digital Oficial.

La prensa ha dicho:

Pony Bravo: Rock Sevillano. “(…) llama la atención el factor diferencial que impregna su sonido (…) asombra su capacidad para barajar un nutrido rastro estilístico -rock, blues, flamenco, reggae…- sorteando la dispersión y plasmando con poético ingenio el dulce, musical y lingüistico, entre la influencia anglosajona y la impronta andaluza. (…) un álbum que desborda la sorpresa para conquistar el apreciado baluarte de la originalidad”
Salvador Catalán (Rockdelux, Julio’08)

Pony Bravo: Kraut-copla. Para dar sentido a la extraña etiqueta que encabeza esta crónica hay que explicar que en Pony Bravo confluyen (…) el interés por las formas más esquinadas del rock (…) y un imponente deje sureño, surrealista y telúrico (…) “Si bajo de espalda no me da miedo” es un disco redondo y sin fisuras, una feliz excepción en esta España de indies tristes y mediocres. Vidal Romero (Go Magazine, Agosto’08)

“Su repertorio mezcla el español y el inglés con la misma naturalidad con que luego cuadra las referencias al kraut-rock, el rock sevillano de los 70 o Radio Futura (…) Pony Bravo tiene todo lo que hay que tener para convertirse en algo grande dentro del cada vez más reanimado panorama del rock español.” Blas Fernández, Diario de Sevilla

“Un cruce de tradiciones propia de la era del e-mule y del libre acceso al catálogo completo no sólo del rock sino de cualquier otra música, donde bandas como Pony Bravo alcanzan la originalidad combinando tradiciones diferentes, en una ruta paralela a la seguida el año pasado, sin ir más lejos, por Panda Bear o Vampire Weekend.” Jesús Morillo, ABC

“…uno de los discos más estimulantes aparecidos en mucho tiempo en este país.” Paco Camero, Rockdelux (271, Marzo’09)

“Otro universo muy particular, el de Pony Bravo, podrá conocerse de primeras en una noche tan espectacular. Cuarteto sevillano inaudito, que lo mismo demuestra su cultura musical hispana que lanza estimulantes dardos a la desidia y la mediocridad. Esta gente se arranca por rock de los setenta, ecos de Triana y la música callejera hispalense, coplas de Manolo Caracol o folk psicodélico americano, entre otros géneros ambivalentes y multiusos. Todo vale cuando hay calidad, y ambas formaciones destilan notables repertorios en permanente movimiento. Hoy sale el sol por la noche.” Enrique Alcina, Diario de Cádiz

“Los vítores y aplausos con que el respetable recibió a Pony Bravo revelaron que buena parte del mismo había acudido al Central para ver sobre tan señalado escenario al grupo sevillano, protagonista de un fenomenal golpe de efecto en forma de álbum de debut, Si bajo de espalda no me da miedo (y otras historias), y artífice de una de las más sonadas sacudidas a la escena rock local de los últimos años. Con el Curro de la Expo’92, definitivamente elevado a los altares de una localizada iconografía generacional, dando la bienvenida a los espectadores…” Blas Fernández, La Ventana Pop

“Ya en el álbum se advertían esos rasgos que hacen de Pony Bravo lo que es y que ahora se desenvuelven plenamente en directo: la autoexigencia, que en un proyecto como el suyo se tranduce en versatilidad, asunción de riesgos, inconformismo; esa incursión –irónica o no– en registros variopintos que en el terreno de la tradición local y patria adopta aires de razia desenfadada; una irreprochable relectura del cliché, del pintoresquismo y lo kitsch, que sólo una base conceptual como la suya puede salvar de la nadería postmoderna; una inquebrantable voluntad de ramificación y dispersión, que depara resultados imprevistos pero bien atados a un poderoso centro creativo; una originalidad que se cifra en lo imprevisible, en la conciliación humorística de extremos, y que rehúye los artefactos hype tan frecuentes en la escena pop… En definitiva, Pony Bravo es una banda en desarrollo, y esto no es sólo una perogrullada, sino acaso una clave, porque el grupo asume la evolución como esencia y se muestra valiente –que no precipitado– en su voluntad de quemar etapas. Es, en ese sentido, una banda démodé y auténtica que ha penetrado, a golpe de machete, en una industria musical que bosteza.” Alberto Marina Discóbolo

“Sorprendió a muchos el planteamiento de los sevillanos Pony Bravo. Cantando en español con deje de la tierra, su música posmoderna casa a Nick Cave con Manolo Caracol. Y reconcilia a su ciudad sus más olvidados pioneros, pues retoma la visión hispalense de la psicodelia de Smash. Su sonido es inequívocamente andaluz, como si Calexico se asociaran a la frontera a través de Vejer en lugar de hacerlo por El Paso. Y aunque lo suyo no es el Agro-pop, es verdad que la manera de decir de su cantante hizo pensar a alguien en unos No me pises que llevo chanclas con ínfulas intelectuales, con inquietudes existencialistas y lecturas de Kierkegaard.” Enrique Novi (Indyrock)